Accede a nuestra WEB

BIENVENIDA Y BIENVENIDO

Desde el año 2009 hay ocho temas desarrollándose, pulsa sobre cada uno para ver lo publicado hasta el momento. ATENCIÓN: los nuevos contenidos publicados en el 2015 están en el Blog de la web de la Escuela www.escuelaterapiafloral.com



sábado, 19 de junio de 2010

Martin Johnson Head, el pintor de las orquídeas

MISCELÁNEA: tienda pequeña de esquina

Martin Johnson Head (1819-1904)
Nació en Pensilvania, hijo de una familia religiosa y prósperos granjeros de la zona. Pintor de montañas, valles, cascadas y marismas, olvidado en su época pero redescubierto después de la segunda guerra mundial a raíz del renovado interés en los pintores paisajistas y románticos de la Escuela del Río Hudson.

Orquídea Catlleya y tres colibríes brasileños  
Observad que pinta Cattleyas harrisonianas, son originarias de Brasil. Un amigo británico y naturalista le sugirió que visitara Sudamérica hacia donde partió en 1863 con la intención de ilustrar un libro sobre  los colibríes de América del Sur que lamentablemente nunca publicó por problemas financieros y dudas respecto a la calidad final de las reproducciones. Allí, en la selva brasileña, Heade pintó sus primeros cuadros de cattleyas y colibríes. 



Orquídeas de anidación, colibríes y una mariposa


Orquídea y colibrí
  Artista itinerante, Heade volvió a Sudamérica entre 1866 y 1867 e hizo un último viaje en 1870. También visitó Nicaragua, Panamá y Jamaica. No dejó de pintar orquídeas y colibríes hasta su muerte a la edad de 85 años.

Orquídea con dos colibríes

Orquídea blanca de Brasil

Orquídea y colibrí cerca de una cascada de montaña. 


Puedes ver buena parte de su obra en http://www.martin-johnson-heade.org/.
En el Museo Thyssen, de Madrid, está la pintura "Orquídea y colibrí cerca de una cascada de montaña", solía ir al Thyssen solo para verla. Luego me atrapó la colección privada de Carmen Bornemisza y tuve dos razones para volver una y otra vez.

12 comentarios:

  1. Yo no sé por qué pero me dan un poco de miedo sus orquídeas, jaja! Las de verdad no, ¿eh?

    Un abrazo, Susana!

    ResponderEliminar
  2. Ya ves... Y yo no puedo dejar de mirarlas.
    Otro abrazo Elvira!

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante,tu blog, Me encantan las flores,y estas orquídeas de Martin Johnson me han parecido, muy bellas. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. A ti, Victoria. Es estupendo saber que gustan. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola: me encantan estas pinturas. Tienen una atmósfera muy sobre natural pero... quien sabe si las orquideas mismas inspiraron al artista. Muy bello Susana. Un abrazo.
    Carmen Aguado

    ResponderEliminar
  6. Bueno, Head iba detrás de los colibríes que a su vez van tras las orquídeas. Sí, tienen una atmósfera sobrenatural, me recuerda a la luz que hay en la selva los días de tormenta, creo que la ha logrado muy bien. Me recuerda tanto a Costa Rica... Gracias Carmen.

    ResponderEliminar
  7. muy bellas las copiaré y haré junto a ellas un yaguareté para darle un mayor carácter. y titularé la bella y la bestia.

    ResponderEliminar
  8. Qué gracia el comentario. Una idea sugerente... sí.

    ResponderEliminar
  9. En tu primer post no se puede poner mensajes, por eso te lo comento aquí. Solo quería comentarte que México (y sus derivados: mexicano, mexica, mexicanísimo, etc) NO se escribe con J, se escribe con X, con X, con X ¡por favor!

    ResponderEliminar
  10. En realidad, las dos formas son correctas, según la RAE. Pero en México se utiliza el arcaismo de la x, es costumbre, sí; y algo que preferís. Lo tendré en cuenta. Gracias.

    ResponderEliminar
  11. es lo que buscaba , estupendas

    ResponderEliminar
  12. estan hermosassssssssssssssssssss tus pinturas, felicidades

    ResponderEliminar

Deja tu opinión, sugerencias, ideas... Gracias.