sábado, 28 de noviembre de 2009

Grupo 4: Para la soledad

Estar acompañado supone que hay un esfuerzo que realizar a favor de la relación. Los que padecen de los estados sentimentales que trata este grupo lo tienen difícil:
Violeta de agua opta por el retiro porque el prójimo le turba, compromete, abruma, lo quita de una calma deseada pero, finalmente, tanto deseo de soledad termina abocándolo a la frialdad en el vínculo y a una distancia que, si se descuida, termina en aislamiento, en una especie de construcción de una membrana plástica entre su piel y la del otro.
La Impatiens glandulífera, trata de la soledad del apresurado, la prisa hace que pierda la capacidad para el intercambio de sutilezas que necesitan de una cierta lentitud temporal para ser advertidas y realizadas, nadie es capaz de acompañar al que camina, dice y realiza con tanta prontitud apremiada por vaya a saber qué ritmo ansioso interno. Esto pasa factura, un día se da cuenta de que se ha quedado solo y sufre por ello ¿quién puede seguirlo?
Otro que padece del sentimiento de soledad es Brezo, sucede que quiere estar con los otros de un modo muy particular: hablando de sí mismo y sin escuchar ni dejarse modificar por lo que el prójimo dice, resulta alguien demasiado centrado en sí mismo, vale decir, con escaso interés por el resto de la tribu humana. Ya se preguntaba Bertrand Russell, si mal no recuerdo y con alguna razón, si hay alguien más aburrido que el que no se interesa por uno.
Las tres tratan una cierta perturbación del modo con el que se administra la intimidad, eso que se construye en toda relación en la que hay más de uno.

Water Violet (Violeta de agua):
Para quienes gustan de estar solos, tanto cuando están sanos como cuando están enfermos. Son por lo general personas tranquilas y serenas, que se mueven sin hacer ruido, y que hablan poco y con amabilidad. Son muy independientes, capaces y seguros de sí mismos; casi indiferentes a las opiniones de los demás, se mantienen distantes y se apartan de los que los rodean, eligiendo su propio camino. Con frecuencia son inteligentes y talentosos, y su paz y serenidad son una bendición para sus allegados.


 Morning sun, Edward Hopper (1882-1967)


"Puerta abierta", Leon Spilliaertthe, 1945



Mira este breve video de un auténtico ejemplo Water Violet: El Príncipe de Gales.




Impatiens (Impaciencia):
El remedio indicado para las personas rápidas para pensar y actuar, o que desean que todas las cosas se hagan sin vacilación ni demora; por ejemplo, los que se sienten ansiosos de una pronta recuperación de una enfermedad.
Por lo general, encuentran muy difícil ser pacientes con las personas más lentas, dado que consideran esto como un defecto y una pérdida de tiempo, y se empeñan por todos los medios en lograr que los demás actúen con mayor diligencia. Con frecuencia prefieren trabajar y pensar solos, ya que así pueden hacer todo a su propio ritmo.

Nota: Escucha este ejemplo de Impatiens ¡y ríete!


Heather (Brezo):
Para aquellos que siempre están buscando la compañía de alguien que se encuentre disponible para hablarles, dado que necesitan imprescindiblemente discutir con otros sus propios asuntos, sin importar de quién se trate. Se sienten muy infelices si tienen que estar solos, sea por el tiempo que sea.

Nota: en la película "Una noche en la tierra", de Jarmuch. Roberto Benigni hace una estupenda interpretación de un hombre auténticamente Heather.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu opinión, sugerencias, ideas... Gracias.